fbpx

4 preguntas para saber si un producto es sostenible

Saber si un producto es sostenible o no es complejo. Lo sabemos bien. 

No es algo que se vea a simple vista y no puedes fiarte del color verde con el que lo pintan. 

Pero hay algunas preguntas que puedes hacerte para evaluar si cumple unos criterios básicos de sosteniblidad. En realidad, estas preguntas vas a tener que hacérselas al propio producto. 

No se trata de que cada vez que vas a comprar algo estés 2 horas evaluando una opción, ni que dediques tu escaso tiempo a analizar cada detalle. Al contrario, estas preguntas son para facilitarte ese análisis previo cuando te enfrentas a un producto nuevo. 

Una vez que ya conoces lo que compras, este pequeño análisis ya estará hecho y podrás comprar con más tranquilidad y desechando opciones que no cumplen con tus criterios.

Las 4 preguntas básicas para evaluar la sostenibilidad de un producto (o servicio)

Dentro de estas 4 preguntas, verás que se incluyen preguntas más detalladas para que no se te escape nada. ¡Tú decides hasta donde quieres llegar!

1.-  Envase/Packaging ¿El packaging que lleva es sostenible?

Lo primero que vemos de un producto es el envase o packaging que lo contiene y se convierte en el primer residuo de lo que compramos. 

Además éste nos puede dar muchas respuestas. Más de las que crees. 

Del envase o packaging deberíamos fijarnos en: 

¿Es reciclable?

Los envases reciclables llevan algún tipo de identificativo para que sepamos que podemos reciclarlos. Si nada lo indica, no es reciclable y por lo tanto tiene un punto negativo. Tampoco todos los envases se reciclan el mismo número de veces. Mientras el vidrio o el aluminio se pueden reciclar indefinidamente, el plástico solo puede reciclarse unas 4 o 5 veces. 

¿Es biodegradable?

Los envases biodegradables tienen algún tipo de etiqueta o texto que te indica que lo son. 

En cualquier caso sabrás que el papel y el cartón son biodegradables y que los plásticos convencionales no (marcados con un triángulo con números del 1 al 6). 

Si se trata de un plástico que está marcado con el número 7 dentro de su triángulo, pueden pasar dos cosas:

  • que sea biodegradable
  • que sea otro tipo de plástico no biodegradable que no se puede clasificar dentro de los otros 6 números.

El 7 es el cajón de sastre donde se incluyen diversos tipos de plásticos muy diferentes entre sí.

Por otro lado, que un plástico sea biodegradable tampoco es la panacea, así que si puedes evitarlos mejor.

¿Qué industria fomenta este tipo de envase/packaging?

Pongamos el ejemplo de un envase de cartón. El cartón es reciclable, biodegradable y proviene de materias primas renovables. Todo pinta bien, pero sabemos que se tala indiscriminadamente la selva para fabricar cartón. Mal rollo, ¿no?

No siempre vamos a saber cómo se ha hecho un envase, pero si por ejemplo ese cartón tiene un sello FSC sabes que se ha hecho una tala controlada. 

¿Lleva solo el envase/packaging imprescindible?

Seguro que te cansas de ver cajas dentro de cajas, dentro de bolsas, de plásticos y envuelto en algo más. Evita el sobreempaquetado todo lo posible. Pues se trata de residuos innecesarios. 

✅ Ejemplos de envases/packaging sostenibles:

Envases de papel y cartón con sello FSC, telas que podemos reutilizar, madera, corcho…

Por si quieres seguir ampliando información o inspirarte, te dejamos aquí 11 ejemplos de envases sostenibles.

⚠️ Excepciones de packaging no sostenible y necesario:

Plásticos para mantener la asepsia del instrumental de laboratorio, material quirúrgico…

2.- Durabilidad ¿Cuánto tiempo voy a poder utilizar este producto?

La durabilidad de un producto es un factor muy importante. Gran parte del impacto ambiental que causamos viene derivado de productos desechables que consumimos sin mesura. 

Por ejemplo, el plástico es malo. ¿Todo el plástico? No, el plástico es un material que nos ofrece muchas posibilidades, y es tremendamente útil para productos duraderos, como el teclado con el que te escribimos esto. 

El problema está en el plástico de un solo uso. 

Y como el plástico, el resto. Por eso deberías preguntarte: 

¿Es un producto desechable de 1 solo uso?

Si se trata de algo de usar y tirar, evítalo, no quieras usar desechables.

 Siempre habrá excepciones, como el material médico. Pero para lo que usas a diario seguro que tienes opciones reutilizables.

¿Cuánto tiempo lo voy a usar? ¿Es de calidad y va a durar?

No es necesario que compremos cosas que solo vamos a usar una vez o que sabemos que se van a romper en cuanto les toquemos. 

Por ejemplo, no necesitas estrenar un vestido o traje cada fiesta, ni comprarte ropa que sabes que al segundo lavado se convertirá en un trapo.

En lugar de eso opta por productos de calidad y que realmente vayas a utilizar a menudo. Si se trata de un producto que solo vas a usar una vez puedes pedirlo prestado, alquilarlo o incluso omitirlo. 

¿Hay alguna alternativa por el mismo precio o similar más duradera?

Incluso aunque el precio sea algo superior, acabarás ahorrando en el largo plazo al evitar comprar más veces. No pienses solo en mañana.


 ✅ Ejemplos de durabilidad:

Servilletas de tela frente a las de papel, bombillas LED, slow fashion…

⚠️ Excepciones:

El material médico, los medicamentos…

3.- Material y residuo: ¿Es un material sostenible?

Los residuos son los grandes olvidados y los causantes de muchos de los problemas ambientales que sufrimos. 

Es fácil olvidarse de ellos. Los escondemos de nuestra vista en casa y luego los tiramos a un contenedor y desaparecen por arte de magia. Es fantástico, ¿no? 

Nada más lejos de la realidad. Los escondemos pero siguen ahí, y son nuestra responsabilidad.

El material del que esté compuesto nuestro producto, antes o después se convertirá en residuo. Más vale que ese material sea lo más sostenible posible, para que el residuo sea menos dañino.

¿Cuál es el origen?

Cuando pensamos en el origen de un producto influye donde se ha hecho, con qué y cómo.

¿Complejo? Bueno, las etiquetas nos hablan de su procedencia, de las materias primas que se han empleado y quien lo ha fabricado. Esto debería darte algunas pistas sobre si es aceptable o no.

¿Qué tipo de industria promueve que compres este producto?

No querrás moda que esclavice personas ni destroce ecosistemas, ¿cierto? Tampoco alimentos que impliquen deforestar selvas.

Pues basta con no promover este tipo de industrias con tus compras y para ello puedes buscar alternativas más sostenibles.

Cuando se convierta en un residuo… ¿Será reutilizable? ¿Reciclable? ¿Biodegradable? ¿Compostable?

Siempre debemos tener en cuenta que cuando terminemos con la vida útil de un producto, sigue existiendo y sigue teniendo un impacto ambiental. 

Deberíamos pensar si podemos reutilizarlo, reciclarlo o compostarlo una vez que se convierta en residuo. Esto nos ayudará a tomar mejores decisiones.

¿Es el residuo dañino para el medioambiente?

Una pila siempre será dañina para el medio ambiente, así que intentar evitar este tipo de productos nos ayudará de cara a la sostenibilidad.

Los productos que son nocivos para el medio ambiente tienen un pictograma muy ilustrativo y que da bastante miedo. Trata de evitar productos en los que veas esto:

✅   Ejemplos de materiales sostenibles:

Vidrio, madera, corcho, papel y cartón…

⚠️  Excepciones:

Si se incrementa de forma masiva el uso de un material o producto que a priori es sostenible, puede causarse un perjuicio al medio ambiente importante (deforestación, cultivo masivo de cereal para biocombustibles…). 

4.- Conciencia sostenible ¿Es la marca/empresa a la cual le has comprado congruente con unos valores sostenibles?

Ya puede venir Coca-cola a hacer un refresco verde que no nos lo creeremos nunca. ¡Espera! Nos suena de algo…

¿Valores sostenibles o es puro marketing?

La empresas saben que lo sostenible vende, así que nos la intentan colar cuando sus valores son bastante dudosos. 

Es importante saber diferenciar cuándo estamos ante algo realmente sostenible o es puro greenwashing. Para averiguarlo puedes consultar información en la web de la empresa o marca y contrastarla con otra información ajena a ella. Si hay algo que no te encaja, sospecha.

Tu sospechando cuando Coca-cola saca un refresco sostenible-
✅    Ejemplos:

Los que puedes encontrar en esta web.

⚠️  Excepciones:

No hay excepciones en este apartado (creemos).

¿Te ayudan estas 4 preguntas a consumir de manera más responsable? ¿Añadirías algo más? ¡Cuéntanos en los comentarios!

¿Te ha gustado lo que has leído?

Si esto resuena contigo o quieres saber más de las marcas Fanethic. ¡Suscríbete ahora y te mantendremos al tanto de todas las novedades!

Prometemos no bombardearte, a nosotras tampoco nos gusta el spam :)

Compartir es vivir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

¿Quieres conocer las marcas fanethic?

¡Suscríbete ahora y te mantendremos al tanto de todas las novedades!